El ferrocarril del Alto Tauern para los amantes de los trenes

El ferrocarril del Tauern (Tauernbahn en alemán) es un paso de montaña ferroviario ubicado en el corazón de Austria a través de la zona alpina del Alto Tauern. Une las estaciones de Schwarzach-Sankt Veit en el Estado de Salzburgo, con Spittal an der Drau en el Estado de Carintia. La línea es de vía doble (salvo pequeños tramos en vía única en la rampa norte). Es de ancho estándar y salva la cresta de la montaña a través del Túnel del Tauern de 8371 metros de longitud. Las rampas de acceso al túnel registran pendientes de un máximo del 28 ‰.

La belleza del paisaje y las difíciles obras de fábrica que soportan al ferrocarril, no van a dejar indiferentes ni a viajeros ajenos al tren ni a los amantes de los trenes.

Ubicación

Impresionantes vistas del valle y del ferrocarril del Tauern.

¿Qué tiene de especial este ferrocarril?

  • Supone el único paso de montaña ferroviario de la Austria central.
  • Es la “primera cresta” alpina de las tres que hay que salvar para unir esta zona con el puerto de Trieste.
  • Es la vía de comunicación más directa entre Alemania, el Adriático y Los Balcanes.
  • Forma parte del Corredor Transeuropeo X (Salzburgo-Tesalónica a través de Los Balcanes).
  • Ferrocarril pionero en el servicio de carretera rodante: opera un servicio de transporte de vehículos desde el año 1920 a través del túnel de la cima.
  • Las sucesivas modernizaciones de la línea han permitido el establecimiento de tramos de vía verde.

    La ladera por la que se tendió el ferrocarril. En algunos tramos la línea ha sido modificada dando lugar a una bonita Vía Verde.
    La ladera por la que se tendió el ferrocarril. En algunos tramos la línea ha sido modificada dando lugar a una bonita Vía Verde.

 

¿Por qué te va a gustar?

  • Es el ferrocarril ideal para los amantes de la fotografía ferroviaria. Las vistas de los puentes y el valle son impresionantes.
  • El fotogénico puente de Angertal

    Un tren sobre el puente de Angertal. Foto: Peter Nothdurft.
    Un tren sobre el puente de Angertal. Foto: Peter Nothdurft.
  • Los impronunciables tres viaductos accesibles desde Oberfalkenstein: Lindischgraben, Falkenstein y Pfaffenberg-Zwenberg.
La excursión a lo largo de la línea merece la pena para obtener estos resultados.
La excursión a lo largo de la línea merece la pena para obtener estos resultados.
  • El tráfico ferroviario es intenso y variado: trenes intercitys austriacos y alemanes, mercantes de varias operadoras, porta-coches en el túnel y los trenes de la autopista rodante ROLA para el transporte de camiones enteros.
Un tren del servicio ROLA (trailers acompañados) que une Salzburgo con Tieste. A punto de empezar el ascenso por la pendiente norte del Tauern.
Un tren del servicio ROLA (trailers acompañados) que une Salzburgo con Trieste. A punto de empezar el ascenso por la pendiente norte del Tauern.
  • Existen tramos de vía verde surgidos de las correcciones de trazado por la modernización del ferrocarril.
  • Hay un Museo del ferrocarril del Tauern junto a la estación de Schwarzach-Sankt Veit.

 

Lo más fácil es llegar al ferrocarril del Tauern desde Salzburgo. Lo más recomendable es hacer una parada en Schwarzach-Sankt Veit para visitar el Museo del Ferrocarril del Tauern. Ver una de las numerosas maquetas de la línea es la mejor manera de hacerse una idea de lo que vamos a visitar. Además aprenderás la historia de este ferrocarril.

Los trenes vuelan sobre los valles del paso del Tauern.
Los trenes vuelan sobre los valles del paso del Tauern.

Hay que estar en forma para caminar los senderos de montaña de la región del Alto Tauern que permiten las mejores vistas para “cazar” trenes pero la excursión merece la pena. El mejor punto de partida es la parada Oberfalkenstein que permite visitar los tres imponentes viaductos de 300 metros de longitud que surgieron de la modificación del trazado de la rampa sur.

 

Historia

 

Atravesar los Alpes de norte a sur por la zona central u oriental de Austria conlleva atravesar tres crestas de montañas. El gobierno de Austria-Hungría buscaba la manera de conectar La Bohemia con el puerto de Trieste evitando el Ferrocarril del Semmering, que estaba en manos privadas de la Austrian Southern Railway.

 

El gobierno de Austria-Hungría lanzó el proyecto llamado “Ferrocarriles Alpinos”. Las obras empezaron en 1901 ejecutadas por la empresa pública Ferrocarriles Imperiales Reales del Estado de Austria. Otras secciones que completan este ferrocarril hasta el mar son los ferrocarriles del Karavanke, enter Villach (Austria) y Jesenice (actual Eslovenia) y el ferrocarril Transalpino (Jesenice-Trieste) atravesando los Alpes Julianos.

 

La rampa norte entró en servicio en 1902 hasta Bad Gastein. En 1906 se inaugura la rampa sur y el túnel de 8371 metros de longitud fue inaugurado por el Emperador Francisco José I de Austria el 5 de julio de 1909.

 

El túnel fue construido en doble vía y el punto más alto está en la boca sur a 1220 m. de altitud. Ambas rampas de acceso eran de vía única.

Un automotor de la ÖBB, ya fuera de servicio, emerge del túnel del Tauern en el año 1991.
Un automotor de la ÖBB, ya fuera de servicio, emerge del túnel del Tauern en el año 1991.

 

Este ferrocarril fue pionero en el transporte de vehículos ya que en 1920 inauguró el Autoschleuse Tauernbahn, la lanzadera entre ambos lados del túnel y que aún opera la ÖBB.

La electrificación se llevó a cabo entre 1933 y 1935.

La línea estaba al límite de su capacidad después de la II Guerra Mundial pero no fue hasta 1969 que se empezó a restaurar para mejorar la capacidad y las velocidades comerciales. Paulatinamente se fue duplicando la vía en las rampas, algo muy complicado cuando la línea está tendida en laderas empinadas. En 2009 se completó la duplicación de vía de la rampa sur. En la rampa norte aun existen tres tramos de vía única.